Destacado Imprenta Lo de hoy

Irregularidad premiada y constancia castigada

Por: Arturo Pardo Díaz


¿Qué es mejor, estar siempre entre los medianitos, o saltar cuan libre entre los mejores y los peores?

Bélgica y México ya tienen un historial, en partidos de Copa del Mundo se han enfrentado tres veces en fase de grupos. ‘El Tri’ venció a los ‘Diablos Rojos’ en los dos mundiales en los que México fue el anfitrión en 1970 y 1986. El tercer enfrentamiento oficial fue un empate en el Mundial de Francia de 1998.

En partidos amistosos los europeos tienen la ventaja sobre el combinado Azteca. Los belgas han ganado dos partidos en su territorio y perdido uno como visitantes. De  6 enfrentamientos en total,  siempre ganó el local y en territorio neutro hubo un empate a dos goles.

Desde su último enfrentamiento en el Mundial de Francia 1998 las dos selecciones han tomado diferentes rumbos: la selección mexicana se ha mantenido en un nivel similar en los últimos años, cayendo 6 veces de manera consecutiva en los Octavos de Final de la Copa del Mundo.

El combinado belga por su parte, ha tenido muchos altibajos. A veces califica, en otras es hasta favorito. A veces se queda en la primera fase, otras llega a semifinales. Y aunque ha decepcionado en sus últimos torneos oficiales como el Mundial de Brasil 2014 y la Eurocopa de Francia 2016, no deja de tener un gran equipo.

Es entonces que la duda sale a la luz: ¿Preferimos caer siempre en Octavos o ser un equipo irregular, que de repente dispute una semifinal de Mundial pero también de repente ni siquiera califique? Las opiniones seguramente serán divididas, pues entre la montaña rusa y el carrito de golf, hay un medio de transporte para cada gusto.

@Arturo_Pardo

 

 

 

Comments

comments